Ciudad CCS.- Para posicionar a cantantes y agrupaciones venezolanas de diferentes géneros musicales en el ámbito internacional, Infrarrojo Laboratorio se presenta al país como una alternativa para asistir al talento criollo, a bajo costo.

El espacio está ubicado en el piso 15 de la Torre Norte del Centro Simón Bolívar y se originó a partir de un convenio de cooperación entre el Frente Nacional de Bandas Rebeldes y el Instituto de Artes Escénicas y Musicales (IAEM), para brindarle al artista venezolano la oportunidad de tener un perfil profesional que lo represente en el mercado internacional.

Una sala de postproducción, diseño y redes sociales; un estudio de grabación y uno de contenido para TV e internet orientado a desarrollar entrevistas, sesiones en vivo o videos, cuentan con la capacidad técnica y profesional para crearle un catálogo musical al artista.

“Si un productor no tiene un espacio para desarrollar su carrera en una empresa privada aquí puede utilizar las computadoras, el estudio o las cámaras a cambio de una fuerza de trabajo, entonces a partir del concepto de gestión colaborativa se desarrollan nudos de trabajo donde proyectos de distintos signos y desde distintas visiones se cruzan y se ponen en función del producto”, enfatizó David Meire, coordinador del espacio.

Detalló que infrarrojo está abierto a cualquier género musical, siempre y cuando el producto que se quiera desarrollar sea de buen contenido.

Además, indicó que para promocionar al artista, hoy en día desarrollar un disco de 12 temas no garantiza que el talento pueda consolidarse y tomar posición en el mercado musical.

“No creemos en el disco como producto contemporáneo, creemos en el desarrollo de paquetes que incluyan uno, dos o tres temas y video clip para trabajar fuerte con eso”, añadió.

Por consiguiente, explicó que se trata de desmontar la idea de que la venezolanidad tiene un solo perfil musical.

“Nosotros podemos hacer cualquier tipo de música, vamos a priorizar la autóctona y tradicional, pero poniéndole comillas a todo esto porque estamos en un planeta que se comunica a tiempo real con un clic, por lo que debemos ser muy ágiles y estratégicos con lo que hacemos”, refirió al respecto.

Una vitrina para el talento nacional

Desde su reciente creación, el laboratorio se ha relacionado con alrededor de 50 o 60 proyectos musicales, de los cuales, hasta el momento, han seleccionado 10 o 12 que serán los primeros en exponerse al mercado musical como Las Hermanas Fiallo, Calle Ciega, Calle C, Cultura Santa, Viover, entre otros.

Meire informó que van a utilizar la próxima Feria Internacional de la Música de Venezuela (Fimven) como primera plataforma para exponer los catálogos del artista y posicionar nuevos referentes culturales en el país.

“El año que viene el concepto técnico es caimanear lo más posible, pelarle los dientes a la canalla de la mano de estos artistas que tienen mucho que dar y decir ya está bueno a lo que la megaindustria musical impulsa y lo que se decide desde Puerto Rico, Miami, México o Colombia, que deciden lo que nosotros vamos a consumir, oír o cómo nos vamos a vestir y dejando a un lado a artistas de una factura importantísima”, sostuvo.

Estiman atender en el 2018 a 500 artistas para configurar un catálogo de 120 talentos.

“No tenemos miedo a estos números porque como Frente ya hemos tocado en 22 estados con más de 1.660 artistas, de los cuales solo el 1 o 2% tiene grabaciones”, dijo.

Los interesados en formar parte del proyecto deben seguir las redes sociales @infrarrojoarte en Instagram, Laboratorio.infrarrojo en Facebook, @Laboratorio.infrarrojo en Twiter, o asistir al lugar, donde se les realizará una entrevista.

Un punto común

Próximamente el Infrarrojo Laboratorio contará con un espacio para ofrecer al público ensayos en vivo, una cafetería, talleres y un centro estético de maquillaje y peluquería para los artistas. “Además, aquí no estamos solos, del otro lado está la Orquesta Filarmónica Nacional y funcionará el Coro Nacional Modesta Bor, de manera que en el espacio funcionarán de forma mimética la música nacional, la música académica y la música alternativa”, reveló David Meires, detallando que costó transformar el espacio por las precarias condiciones en las que se encontraba.

Likes(0)Dislikes(0)