Por: Edgar Ramírez

VTACTUAL.- Al analizar la escalada bélica de EE.UU contra Siria queda en evidencia que las fases de agresión, hasta llegar a la invasión militar, son similares a las que actualmente desarrolla el gobierno estadounidense contra Venezuela. Veamos.

Escalada de violencia

En ambos casos, la crisis política se inició con marchas “pacíficas” y escalaron a niveles de violencia que desataron asesinatos y destrucción de infraestructura privada y edificios gubernamentales.

Apoyo institucional multilateral

Contra Siria la impronta político/diplomática la encabezaron la Liga Árabe y el Consejo de Cooperación del Golfo. En el caso venezolano, es la Organización de Estados Americanos (OEA), con Luis Almagro al frente, quien lleva la batuta.

Países cómplices

En Medio Oriente las naciones que apoyaron la injerencia fueron Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Kuwait y Turquía. En América Latina son México, Colombia, Chile, Perú, Argentina, Panamá y Brasil. ¿Qué tienen en común estos paísesen ambos casos? Su subordinación a la política de Washington.

Malos vecinos

En la guerra contra Siria, las incursiones militares provienen de sus vecinos Turquía, Jordania e Israel.

Después de la gira de Rex Tillerson, jefe de la diplomacia estadounidense, por varios países de América Latina, el almirante Kurt W. Tidd, jefe del Comando de Operaciones Especiales del Ejército estadounidense se reunió con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y casi simultáneamente, los tres países que tienen frontera terrestre con Venezuela (Colombia, Brasil y Guyana) movilizaron sus tropas y establecieron un amplio despliegue de efectivos como lo establece la estrategia “tenaza” (de cerco y asfixia).

La migración como “problema”

Los primeros “exiliados” que llegan son recibidos como héroes en los países vecinos que apoyan la violencia, pero después, cuando resulta una marea incontrolable que además amenaza a la “seguridad nacional” y a la integridad de cada país, el asunto se vuelve más complejo.

En ambos casos, las cifras extraoficiales cuantifican a los migrantes cerca a los 4 millones.

Falso positivo como detonante

Un supuesto ataque con armas químicas por parte del Ejército sirio fue el detonante de agresiones directas por parte de EEUU contra la nación árabe. El tinglado mediático mundial se encargó de la puesta en escena.

La negativa del acuerdo en República Dominicana, la posibilidad real de que Maduro gane las elecciones y la movilización de tropas a las fronteras venezolanas apunta a que solo falta un motivo de guerra, causa o pretexto para iniciar una acción bélica en Venezuela.

Rusia: ¿El hegemon amigo?

El presidente Vladimir Putin es el principal aliado de su homólogo sirio, Bashar al-Assad, y, hay que decirlo, es el ejército de Rusia quien ha mantenido a raya a los enemigos de Damasco.

En el caso venezolano, Moscú ha reiterado en diversas ocasiones la necesidad de que los conflictos internos sean resueltos sin intromisiones foráneas y ha denunciado la injerencia norteamericana. Analistas aseguran que ante una agresión Putin apoyaría al gobierno revolucionario.

Likes(0)Dislikes(0)