Noticias24.- El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, invitó a los gobernantes de Brasil, Colombia, Panamá, Argentina y Perú a una cena este lunes en Nueva York con la intención de discutir la crisis de Venezuela y “mejorar los lazos con la región” tras complicaciones surgidas con México.

Venezuela, estará con seguridad en el tope de la agenda cuando Trump reciba a Michel Temer, presidente de Brasil, a Juan Manuel Santos, mandatario de Colombia, Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, y a Gabriela Michetti, vicepresidente de Argentina, reseñó el portal Nodal.am.

El peruano Pedro Pablo Kuczynski rechazó la invitación luego de que el Congreso forzara el cese del primer ministro y todo su gabinete. El encuentro será el lunes por la noche en la Torre Trump.

La cena tendrá lugar la víspera a la apertura de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que dejará el cargo tras las elecciones del próximo año, decidió no asistir al encuentro.

Trump ha molestado a México, el principal socio comercial de su país en América Latina, al acusarlo de robar empleos, amenazarlo con retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte e insistiendo en que debe pagar por el muro que planea construir en la frontera para frenar la inmigración ilegal.

Trump no tiene actualmente otras iniciativas con otros países latinoamericanos. De hecho, dos de sus tres invitados a la cena del lunes -Colombia y Perú- son miembros del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) del que Estados Unidos se retiró.

El miércoles, Trump indispuso a Colombia, el país sudamericano con los lazos más estrechos con Washington, al amenazar con incluirlo en una lista negra por no detener un alza en la producción de cocaína, que en su mayor parte termina siendo vendida en las calles de ciudades estadounidenses.

Ambos países han sido estrechos aliados durante mucho tiempo en la lucha contra el narcotráfico, pero en los últimos años han ampliado el foco de sus relaciones para incluir comercio y el proceso de paz de Colombia con las guerrillas.

Por su parte, la cancillería de Venezuela ha señalado la iniciativa de Washington como una “contra-reunión del diálogo”, en referencia a las conversaciones que mantienen en República Dominicana el gobierno y la oposición del país caribeño.

“Mientras algunos países (…) propician el diálogo entre los venezolanos y propician la paz, pareciera que hay otros, que además los convoca el jefe, el emperador, para buscar el conflicto en Venezuela”, lamentó el canciller Jorge Arreaza.

Likes(0)Dislikes(0)