Por: Edgar Ramírez

VTActual.- La designación del director de la CIA, Mike Pompeo, como nuevo jefe de la diplomacia estadounidense podría recrudecer la política de Washington hacia Venezuela.

No es un dato menor que las sanciones económicas de Estados Unidos contra el país caribeño fueron una recomendación directa de este hombre.

“La segunda o tercera batería de sanciones obedecía a nuestras recomendaciones (…) Trump quería más claridad en relación con algunos asuntos financieros, como sobre quién tenía el dinero”, reconoció el director de la CIA, en una conferencia en el centro de estudios American Enterprise Institute, hace un par de meses, sobre la injerencia contra Venezuela.

Pompeo, nuevo secretario de Estado, se desempeñó durante los últimos 13 meses como director de la CIA y es uno de los representantes de la línea más dura del Partido Republicano, con amplia experiencia en asuntos de inteligencia, seguridad nacional y militares.

Al frente de la CIA, Mike Pompeo defendió los programas de recolección masiva de datos personales que violan la privacidad ciudadana y es un firme defensor del ilegal centro de detenciones de Guantánamo, en Cuba, donde se han violado derechos humanos a centenares de detenidos. Al dar el anuncio, el presidente Donald Trump se refirió a Pompeo como “la persona adecuada para el trabajo en este momento crítico”.

Trump despidió a Rex Tillerson tras una serie de diferencias públicas por la política hacia Corea del Norte, Rusia e Irán.

Likes(0)Dislikes(0)