Joven talento de Venezuela, productor, bailarín y cantautor cuenta aquí sus inicios en la música, los coqueteos con los contratos discográficos y sus procesos de invocación autoral. G4RC14, el compositor de “Así será”, tema que celebra los 10 años de teleSur, se ha ganado un justo lugar entre los más destacados cantautores de América Latina.

Por: María Isabel Cerón.-

La Lengua.- Lo primero que vi de G4RC14 en YouTube fue el video de “Papagayo”, grabado en la sede de Orquestas y Coros de Venezuela, en agosto de 2.016, es una versión con piano, cello y voz hecha como un sentido homenaje al compositor de la pieza, Pedro Vicente “PTT” Lizardo, roquero de la vieja escuela, a quien este joven músico reverencia. PTT fundó junto a su hermano Humberto “Ike” Lizardo y Víctor González, en la década del setenta, el grupo La Misma Gente.

En “Papagayo” G4RC14 hace una interpretación teatral sin miedo, atiende lo que “pide la canción”, vibra, deja a la musa moverse, no se permite prejuicios. Este emotivo tema viene justamente a responder a la pregunta realizada: ¿por qué un roquero caraqueño se siente llamado a homenajear a PTT Lizardo?

Se conocieron en la fiesta de inauguración del Puto Bar en 2009, donde ambos tocaron. G4RC14 lo considera “un ídolo” porque PTT “compuso himnos” como “Lluvia”, que “agrupan hasta a tres generaciones de venezolanos que conocen y cantan sus canciones”.

Comenta G4RC14 que PTT le dijo “algunas exageraciones a modo de cumplido” como: “eres el único que está haciendo buena música en el país”, lo que refutó, pero apreció el gesto. Los temas de PTT ciertamente conmueven, quizá por su poética perpetua y real, como la que se expresa en “La Canción de la gente”:

“…Gente que sabe escuchar al que canta por no hablar, o al que está triste… Hay gente que no miente con verdades, gente que no usa a los demás, hay gente que va a llenar de canciones esta inmensa soledad…”

G4RC14 es de los últimos que menciona esta canción de PTT, tal vez porque es un profundo conocedor de la música, un auténtico melómano, alguien muy sensible, natural de la bohemía. Es delgado y potente, nacido en el 76, bailarín, compositor, cantante solista, productor, coach vocal y poco a poco se descubre más del visionario que quiere sacar del anonimato a cada músico que toque su puerta con ganas de rock, si hay talento y fuerza.

“Papagayo” por G4RC14 y Christopher Ibarra, en la sede de Orquestas de Venezuela

Sus inicios e influencias

G4RC14 se crió en La Pastora. En 1.991 comenzó sus estudios en la Escuela Superior de Música “José Angel Lamas”, luego fue al Conservatorio Nacional de Música “Juan José Landaeta” y también asistió a la Escuela de Música “José Reyna”. Durante ocho años perteneció a la Camerata de Caracas, bajo la dirección de Isabel Palacios.

Ha dicho que sus influencias son sus maestros y amigos Sergio Moreira, Carlos Godoy, su hermano Remmy García, Julio Timaure, Yuri Cabalieri y Abellardo Gameche. En sus inicios participó en un proyecto llamado 4ta. Calle, junto al guitarrista Rubén Gutiérrez, actualmente miembro de Gaélica, y con el baterista Gonzalo Suárez, quien es músico de sesión y profesor en Nueva York.

En una sala de ensayos en Bello Monte, G4RC14 conoció a una cantante que lo conectó con una representante de Hecho a mano, llamada Mónica Guerrero, quien valoró su talento y lo llevó a la disquera, donde los ejecutivos le ofrecieron un contrato en el que pretendían hacerse de los derechos de todas sus composiciones (no sólo las del disco demo de nueve temas que les ofrecía), por cinco años. Por supuesto, no aceptó.

Guerrero le dijo que su música se parecía a la de Robi Draco Rosa a quien todavía G4RC14 no conocía, pero escuchó con atención que había voces similares en aquel momento, como Enrique Bunbury también, haciendo sonidos parecidos sin saberse siquiera.

El músico Guillermo Percuoco puso en contacto al joven Kreils con otro duro de la movida, Giulio Cesare Dalla Noce, tecladista de Témpano en la década del setenta. En su estudio, Atabal, escuchaban Nicola Di Bari para empezar a tejer lo que sería la primera placa de quien hoy se da a conocer como G4RC14.

Tiempo Feroz

tiempo feroz

El debut de Kreils García fue en 2.005 con el disco “Tiempo Feroz”, en el que cantó, tocó la guitarra y los teclados; Darwin Abreu estuvo en la guitarra, así como Rubén Gutiérrez; Alberto Márquez y Remmy García tocaron el bajo, Pedro Juárez en los teclados, Giulio Cesare Dalla Noce estuvo en los teclados y programación, Julio D’Hers y Diffre Montaño en la batería y Erich Gómez en percusión.

Es un disco que parece dark rock, pero tiene ese je ne sais quoi del “rock fabricado acá” -Allueva dixit-, en el que los temas destacados son: “Lo que bailan los dioses”, “Tu cama en llamas”, “C’mon now”, “Sus sueños de sed”, “Vulnerable” y “Tiempo feroz”.

En 2.008, junto a la productora Veta 21 (que produjo su segundo disco), participó en el proyecto Música Portátil, que llevó música a geriátricos, fundaciones para niños con síndrome de Down, entre otras instituciones.

Dosis

dosis

En 2.009 publicó Dosis, con sello independiente como el disco anterior. Darwin Abreu estuvo otra vez en las guitarras, así como Alberto Márquez y Rubén Gutiérrez; Remmy García en el bajo; Diffre Montaño y Henser García en la batería, Oswaldo Rodríguez en el Oberheim, Héctor Bastardo, aka “Mr. Suave” en el saxo y coros de Hana Kobayashi.

El intro es apoteósico, en esta placa se siente un poco más la presencia de elementos de la música electrónica, pero el dark rock sigue presente. Las canciones destacadas de este disco son: “Desde la noche”, “Demasiadas noches largas”, “Suite brutal”, “Los días que me pierdo”, “1000 agujas”, “Nunca nada” con Hana Kobayashi, “Tormenta”, “Dosis”, “Siempre a tu puerta”, “La rabia de Dios”, que cierra con la potente frase “Hoy la tristeza está aquí”…

Es apreciable la influencia que ejercen en él los libros que devora. El autor dice que Dosis es un álbum cercano a la muerte, afirma que “La rabia de dios” lo inspiró un poema de César Vallejo, llamado “Los heraldos negros”, ese que dice:

“Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma… ¡Yo no sé!…”

Razones para cantar

G4RC14 es irreverente, genera respeto. Tiene sus tótems quienes reinan en su estudio, la Suite de Fuego, sin necesariamente estar presentes, además de PTT Lizardo, está Abraham “Cangrejo” García, baterista de La Seguridad Nacional, otra institución del rock nacional.

Sube el volumen a su impecable versión de “Razones para cantar” de PTT. Inspira mucho su interpretación. Entre todas sus cualidades, además de las musicales, rescato la de cohesionar, saber juntar, algo que intuye el buen productor, las yuntas que pueden perdurar, como las canciones de La Misma Gente y La Seguridad Nacional.

Pues además, G4RC14 se flanquea de talentos duros como el carismático cantautor Bolívar Caribano; el “gorrión” de San Antonio de los Altos, Wahari Meléndez; el baterista de la banda Macondo Children, Chivo Machado; el bajista Manuel “Churro” Churión; o el mismísimo Cangrejo, pues G4RC14 tiene la importante potestad de producir los temas de esta leyenda viva.

Invocando con Cangrejo

También vi en YouTube los videos de “El Cantar” y “Dama” de G4RC14 con Cangrejo, éste último en el programa “Descompón – Se nos cae la escalera”, temas que retratan sus reclamos poéticos y que son muestra de la llave que tienen G4RC14 y su amigo “Can”, como lo llama cariñosamente.

Video Dama

Se conocieron en octubre de 2.013, en la Zona Rental de Plaza Venezuela, en un concierto de Café Tacvba y El Pacto; en ese entonces G4RC14 hacía parte de la agrupación larense como tecladista, guitarrista y cantante, y recuerda que Cangrejo cantó en esa ocasión un tema llamado I need to know.

G4RC14 afirma que en ese tiempo le pedía a la vida que le mandara un chamán o un maestro, cuando ya tenía sentado a su lado a Cangrejo, con su mirada búdica: “Al maestro lo tenía al lado sin darme cuenta” dice.

Foto: Ed Rend

Cangrejo por su parte, declara que desde el primer encuentro coincidió con G4RC14, “él empezó a pillarme musicalmente, estaba de acuerdo conmigo en el deseo de tocar con una banda de músicos”, es decir, “buscar una unidad musical fuerte y poderosa, eso nos acercó”. Cangrejo considera que esto se debe a que G4RC14 “se anota en ser mejor músico más que cualquier otra cosa, es un artista”.

Dice que tuvo la misma sensación que cuando conoció a Cayayo: “me tocó un segundo Cayayo pensé, por lo talentoso” y opina que tal vez G4RC14 “necesitaba la asociación con un verdadero demonio, pues era un músico talentoso pero le faltaba entrar en contacto con su lado más salvaje, le hice correcciones, él me mostró las cosas por las que todo el mundo lo elogiaba, yo se las cuestionaba y él no fue defensivo sino muy receptivo con mi opinión”.

Cangrejo señala que “cuando corregimos lo que yo le indiqué, él se dio cuenta que se le abrió el rango, el compás”. El baterista de La Seguridad Nacional afirma con orgullo: “estamos conectados”, señala que “los arreglos que hemos hecho a mis canciones me están cambiando el tumbao’ y el mío se lo está cambiando a él”.

“Nacimos locos del corazón, somos artistas, un ideal que va por encima de nuestra propia conveniencia en un medio adverso, que tal vez pueda ser el abono que nos hace ser quienes somos y esta restricción nos hace crear lo que estamos intentando crear” sintetiza Cangrejo.

G4RC14 “es un artista verdadero, de tanto ser demonio sabes cuando alguien es bueno de verdad”, afirma Cangrejo, “teníamos que terminar de curtirnos” pero dice: “lo veo como un igual, no siento que sea un alumno, de hecho yo considero que mi voz tiene potencial porque él me lo dijo, me lo hizo sentir, por el cariño y fe que le tengo, porque es serio, verdadero, tenemos una simbiosis que creció como bola de nieve”.

“Estamos descubriendo aspectos nuevos de la música para hacer cosas realmente sorprendentes” aunque puede que “esta siembra no sea muy productiva”, recordando las dificultades económicas de sostener una banda, le apuesta a G4RC14, pues “apenas estamos incursionando en lo que debe ser”.

Mientras tanto, G4RC14 explica que se hicieron más panas cuando empezaron a convivir y se la pasaban tocando, “compitiendo a ver quién componía mejor”, le pregunto si hacían esto para estimularse y dice: “para estimularnos, nos la pasábamos invocando”.

Triple threat

G4RC14 me recomienda volver a Draco en “Vagabundo” y leer a Rushdie en “La Tierra bajo sus pies”. Es ácido pero ya no le niega a la vida el dulzor de su palabra, ni su vibratto bien dominado y amarrado al peso específico de su alma.

A los talentos como el de él, los gringos los llaman triple threat, que es la triple amenaza, porque bailan, cantan y actúan. Es sorprendente agrupar tales dones, además de producir y ser multinstrumentista, pues G4RC14 lo mismo usa su Piano Malandro (así lo llama), a un bajo, una guitarra, o su voz.

En 2.011 se ganó el Premio Municipal de Danza por un acto con la Compañía de Danza 100% Impro, en la categoría mejor musicalización.

En el medio de la nada

en el medio de la nada

En El Medio De La Nada se publicó en 2.012, independiente, con Darwin Abreu en guitarra y coros, Pablo Fernández en el bajo, José Vicente Ziegler en teclados y coros, Germán Quintero en la batería y Sue-Ying Zabala en los coros.

Este es un disco de rock, industrial, dark, los temas destacados son: “Pesadilla”, “Perdido en la madrogada”, “Un mal día”, “Heavy metal”, “Balada amanecida”, “Hermano asesino”, “Soy lo que no soy” y “Piensa en mí”, una versión del tema de Agustín Lara, interpretada por el desaparecido Julio Tinaure, cantante de la agrupación É-ON. “Pesadilla” fue el primer sencillo promocional de este disco, su video-clip estuvo a cargo de Jonathan Mendoza.

En 2.013 tuvo una crisis personal que lo retiró de los escenarios. Dice que fue producto de una decepción. El periodista Luis Villapol dijo que “tuvo un guayabo increíblemente fuerte que lo mantuvo de bajo perfil”, y que lo llevó a “dejar atrás su nombre, Kreils, para usar ahora su apellido, García”. Esto inspiró la “canción que se llama El fin, que viene a ser el fin de Kreils y darle paso a G4RC14 -como prefiere deletrearlo-. Me siento contento de poder expresar mi desapego” dijo al respecto.

Video El fin

Ser materia o medium

En 2.015 participó en el Festival Mundial de Poesía, sus amigos Caribano, Wahari y Chivo lo indujeron a presentarse de nuevo. Viajó a Panamá para participar en el Foro de los Pueblos, dice que esta experiencia lo hizo verse de nuevo como músico y productor. En un punto, confiesa que dejó salir una veta de boleros en aquel momento, para darle cabida al torrente emocional.

“Lo que quiero es hacer una obra fluida y entender la viabilidad de cada proyecto” y procede a compararse con ser materia o medium, alguien que canaliza buena música, advirtiendo al mismo tiempo que es “muy terrenal”.

Para ello se sabe agrupar, tiene más de treinta años haciendo música con Darwin Abreu, guitarrista: “el mejor en la ciudad”, de acuerdo a G4RC14; y cuando le pregunto cuál es la clave para lograr estar juntos trabajando por tanto tiempo, responde: “por respeto a la música, y claro que hemos peleado, pero seguimos trabajando por el respeto a la música”.

La música lo modera, lo salva de la decadencia implícita en la ciudad; afirma que su “vicio son los vicios” y sonríe como un guasón. G4RC14 es un histrión muy versátil y muestra una de sus mil caras, la más ladina, cuando le pregunto qué es el duende, expresión que le he escuchado varias veces, en distintos contextos; cabe explicar que “Duende” es también el nombre del espectáculo que en el escenario lo junta a Cangrejo.

“El duende es como el swing, se tiene o no se tiene… Casi todo el mundo tiene duende, tú tienes el tuyo, yo tengo el mío…” Explica que para los gitanos el duende es el alma, el talento, la magia de una expresión artística y procede a invitarme a ver el video de “Duende”, que ha creado con Cangrejo, en el que explican que la experiencia y el sufrimiento del cantor son algunos elementos que enriquecen el duende.

Video Duende

Ahora G4RC14 se ocupa del montaje de una propuesta muy interesante, una banda trío que lleva por nombre La Libertina (Darwin Abreu, Chivo Machado, Manuel Churión) base que acompaña a los distintos solistas que se agrupan bajo el sello El Bombillo/Suite de Fuego, entre los que se encuentran Bolívar Caribano, Wahari Meléndez, el mismo G4RC14 y Cangrejo, acompañados de sus amigos invitados, musicalizando la tragedia o la comedia – “según la inteligencia de cada quien”-, que vivimos en Caracas.

“Y pienso, la batalla está perdida, ya sé que cada día es otra herida, muy honda, muy honda” nos anuncia G4RC14, en su nueva canción “Con la vista la cielo”… Demuestra ser un elemental del performance en la cada sesión en vivo que realizan en la Suite de Fuego -la última fue este 18 de febrero-, junto a los mismos Bolivar, Wahari y Cangrejo.

No sé si eso es arte, pero destilar del doloroso renacimiento que es crear, ser frágil al mostrar esa creación y dejar que ella se haga de interpretaciones en cada persona que la perciba, además de rock, es estar más y más vivos.

 

 

Likes(1)Dislikes(0)